28 septiembre, 2017

Mitos y leyendas sobre los trabajos verticales

En este sector también existen una serie de mitos y leyendas como en otras facetas de la vida. Hoy en nuestro post vamos a intentar resolver qué hay de cierto en estas teorías que rodean los trabajos verticales y que todos tenemos en mente.

LOS TRABAJOS VERTICALES SON PELIGROSOS

Lo primero que hay que tener claro es que los trabajos verticales son un trabajo totalmente distinto de las actividades de montaña, alpinismo o escalada, en el sentido de que el nivel de seguridad es superior, y el uso de la segunda cuerda de seguridad es quizás el rasgo diferenciador más visible.

El peligro en nuestra profesión existe, pero el riesgo asumido es bajo.

Los protocolos recomendados a seguir por los técnicos son tremendamente estrictos en cuanto a medidas de seguridad se refiere. Y si se siguen, con las herramientas de seguridad que disponemos hoy en día el peligro es reducido.

Mitos y leyendas de los trabajos verticales

HAY QUE SER ESCALADOR O ALPINISTA PARA REALIZAR TRABAJOS VERTICALES

Aunque en el pasado las empresas de trabajos verticales se han nutrido de profesionales que procedían del mundo de los deportes extremos, hoy en día las cosas han cambiado rápidamente. Cualquier persona con una buena formación puede dedicarse al mundo de los trabajos verticales si le apasiona este mundo.

Lo importante, como en cualquier sector, son las ganas, y como destacábamos anteriormente, una buena formación. Es vital que los miembros de un trabajo de este tipo conozcan cómo resolver cualquier contratiempo y cómo afrontar con total seguridad cada trabajo que realizan de estas características.

De esta manera, siguiendo la normativa y con las herramientas que disponemos actualmente nos garantizamos la tranquilidad de un trabajo bien hecho.

Mitos y leyendas de los trabajos verticales

LA FUNCIÓN ANTIPÁNICO ES OBLIGATORIA PARA CUALQUIER HERRAMIENTA DE TRABAJO EN DESCENSO

Una de las herramientas más comunes en los descensos en varias actuaciones verticales son la utilización de un sistema de bloqueo automático (o función antipánico) en la cuerda de trabajo. Un mecanismo con el objetivo de impedir la caída en caso que el usuario pierda el control de la situación.

Este sistema detiene el descenso de la persona que lo está utilizando cuando se realiza una fuerza excesiva en la bajada. Pues bien, este sistema no es obligatorio según las últimas directivas europeas para estos trabajos, pero sí que es cierto que muchas marcas lo introducen en sus herramientas para ir más allá de la norma y dar siempre la mayor seguridad al profesional de la materia en cuestión.

En relación a este tema de seguridad puedes leer también nuestro post sobre qué sistema de protección es mejor escoger ¿la protección dorsal o las líneas de anclaje vertical?

Mitos y leyendas de los trabajos verticales

LOS TRABAJOS VERTICALES SON MUY ESCASOS, APENAS SE NECESITAN

No es cierto que los trabajos verticales casi no se realicen, y es que existen infinidad de trabajos en los que participamos. Gracias a nuestro oficio las fábricas son más accesibles y seguras para sus operarios, así como cualquier construcción que usted se pueda imaginar.

En Workprotec damos soluciones a instalaciones industriales y cualquier tipo de infraestructura o edificio, en este sentido también tenemos sistemas anticaídas útiles y funcionales para todo tipo de ambientes relacionados con las energías y las telecomunicaciones y realizamos trabajos de rescate, de suspensión y en espacios confinados. Si quieres saber más, puedes visitar nuestro apartado de "soluciones".

¿Compartimos?

Suscríbete a nuestra
Newsletter
Suscríbete
Si quieres darte de baja en nuestro boletín de noticias, pulsa aquí.
    Escribe un comentario sobre el artículo. ¡Queremos leerte!