Bloqueadores

Normativa: EN 567, EN 12841-B.
Tipo de material: Aluminio, acero inoxidable, acero cromado.
Resistencia/Usuarios: 1 usuario.
Descripción/características/usos:

Son dispositivos de bloqueo mediante una leva que actúa por presión sobre las cuerdas.

Los bloqueadores están diseñados para diversos usos y situaciones: progresión por cuerda, sistemas de izado o polipastos, bloqueadores de emergencia, recuperación, autorrescate...

Modelos

Bloqueadores de progresión

Como su nombre indica, son bloqueadores de progresión por cuerda con leva dentada especialmente diseñados para los ascensos y posicionamientos en cuerda.

Dependiendo de la técnica de ascenso, existen 3 modelos: Puños o de mano, ventrales o de pecho y bloqueadores de pie.

Puño o de mano

Descripción:

Diseñado para ascensos por cuerda con leva dentada para un bloqueo optimo sin estropearla. Leva ranurada para su uso en cuerdas húmedas, heladas, presencia de barro...

Fácil apertura con una sola mano, incluso con guantes. Deslizamiento sin esfuerzo del aparato para arriba.

Existen puños para la mano derecha y para la mano izquierda, así como puños para doble cuerda (trabajos de poda). Poseen varios orificios para conectar diferentes accesorios y/o configuraciones como pedales, poleas...

Disponen de empuñadura de goma ergonómica para mejor agarre y comodidad de uso del dispositivo. El gatillo de abertura de los bloqueadores con leva dentada, permite instalarlos y desinstalarlos en cualquier punto de la cuerda.

Obligatorio conectar un cabo de anclaje que una el bloqueador de mano con la anilla ventral del arnés.

Se utiliza conjuntamente con pedal de cinta o cuerda para facilitar el ascenso (ver accesorios).

Ventrales o de pecho

Descripción:

Se ancla a la anilla ventral del arnés por su parte inferior y al arnés de pecho por su parte superior, quedando a la altura del ombligo. Conjuntamente con el puño, se utiliza para ascenso por cuerda.

Leva ranurada para su uso en cuerdas húmedas, heladas, presencia de barro...

Fácil apertura con una sola mano, incluso con guantes.

Deslizamiento sin esfuerzo del aparato para arriba.

El gatillo de abertura de los bloqueadores con leva dentada, permite instalarlos y desinstalarlos en cualquier punto de la cuerda.

Obligatorio uso de arnés de pecho (ver accesorios). Existen arneses de suspensión con este bloqueador ya instalado en el propio arnés.

De pie

Descripción:

Dispone de correas de sujeción para la bota, de manera que quede bien fijado a la misma y no se mueva.

NO ES UN EPI, por lo que se usa como complemento de ascenso con el resto de bloqueadores.

Se puede colocar en cualquier punto de la cuerda gracias a su leva dentada y ranurada.

Gatillo muy sensible para facilitar su deslizamiento hacia arriba. Se extrae de la cuerda con un simple movimiento del pie hacia atrás (por ello no es un elemento de seguridad).

Existen bloqueadores de pie derecho y pie izquierdo.

Bloqueadores para polipastos o cargas

Bloqueadores para polipastos o cargas

Descripción:

Destinados para elevar cargas o personas, rescate, tensado de cuerdas...

Existe gran variedad en el mercado: con leva dentada, con leva ranurada, con polea incorporada... En función de la actividad a realizar utilizaremos un dispositivo u otro.

POLIPASTOS: Se pueden utilizar bloqueadores de leva dentada con y sin polea incorporada (véase en productos: POLEAS).

TENSADO, ELEVACIÓN Y/O SUSPENSIÓN DE CARGAS: Se utilizan los dispositivos con leva ranurada, la cual protege las cuerdas cuando están sometidas a una gran carga de trabajo.

Ambos dispositivos se utilizan conjuntamente con poleas y mosquetones para conformar las múltiples configuraciones.

NO CONFUNDIR CON LOS BLOQUEADORES VENTRALES (similares en cuanto a forma).

Bloqueadores de emergencia

Bloqueadores de emergencia

Descripción:

Concebidos como bloqueador de emergencia por su ligereza y reducido tamaño.

En el mercado podemos encontrar varias opciones, una de ellas, en combinación con mosquetón con bloqueo de seguridad de sección redonda, conforma el bloqueador, atrapando la cuerda entre los dientes del dispositivo y el mosquetón.

Otra opción comprende una leva ranurada que bloquea la cuerda o cinta plana y además puede utilizarse como polifreno para elevación de cargas aseguradas, siendo una herramienta muy versátil, ligera y cómoda de utilizar.

Accesorios

Pedales y estribos

Descripción:

El pedal fijado al bloqueador de mano con un mosquetón, nos sirve de apoyo para los pies y poder ascender por la cuerda de forma cómoda y sin realizar excesivos esfuerzos.

Los podemos encontrar de cinta plana, cuerda, cordino de Dyneema, kevlar, ...

Existen para un solo pie o dobles para introducir ambos pies.

Los estribos sujetos a un punto fijo o bloqueador de mano nos permite tener diferentes alturas de colocación de los pies y poder realizar trabajos extraplomados o en techos de una forma cómoda.

Arnés de pecho

Descripción:

Para utilizar el bloqueador ventral o de pecho, este tiene que ir sujeto a un arnés de pecho, siempre y cuando el arnés no lo lleve incorporado.

En el mercado existen diferentes modelos para diversas actividades profesionales y deportivas.

Elegiremos el más adecuado a los trabajos a realizar y cumpliendo la normativa exigible. Por ejemplo en trabajos en altura utilizaremos un arnés de pecho conforme a la EN 361.

Recomendaciones:

Solamente bloquean en un sentido, por lo que hay que tener especial precaución en instalarlos en las cuerdas en el sentido correcto. Todos ellos disponen de una indicación (flecha) para indicar la posición correcta.

No todos los bloqueadores de cuerda sirven para cualquier diámetro de cuerda, cada dispositivo lleva marcado el baremo de diámetros en el que se puede utilizar.

Revisiones/Mantenimiento:

Antes de la utilización de cualquier EPI se debe revisar su estado, golpes, abolladuras, rasgados, apertura,... así como hacer revisiones periódicas por una empresa especializada como WORKPROTEC INGENIERÍA, S.L.

  1. Visual y Funcionamiento antes de su utilización.
  2. Tras un uso intensivo.
  3. Después de una Caída/Solicitación.
  4. Periódicamente: mínimo cada 12 meses.
Garantías:

Los elementos y dispositivos metálicos, no tienen fecha de caducidad, cuando se rompen o estropean se desecharán inmediatamente.

Los elementos textiles tienen una caducidad de entre 5 y 10 años en función del fabricante.

Para más información contacte con nosotrosMás información