Català Català Español Español
Català Català Español Español

Monasterio Barcelona

Líneas de vida y puntos de anclaje

Monasterio en Barcelona

Es habitual instalar líneas de vida sobre distintos tipos de cubiertas y tejados. Lo más común es encontrarnos con proyectos en el sector industrial o de la construcción. Sin embargo, la seguridad en altura es un concepto que se extrapola a todo tipo de ámbitos. En este nuevo proyecto contamos la solución de seguridad diseñada para un monasterio de Barcelona mediante la instalación de una línea de vida permanente y puntos de anclaje. 

Instalación de sistemas anticaídas 

Línea de vida permanente horizontal 

Se diseñó una solución de seguridad compuesta por cuatro líneas de vida armonizadas según la norma EN 795:2012 Tipo C y especificación CEN/TS 16415:2013. Es decir, cumplen con todos los requisitos incluidos en esta norma. 

  • Primera línea de vida permanente: tiene una longitud total de 6 metros. 
  • Segunda línea de vida permanente: tiene una longitud total de 10 metros. 
  • Tercera línea de vida permanente: tiene una longitud total de 53 metros.
  • Cuarta línea de vida permanente: tiene una longitud total de 9 metros. 
 

Los EPI’s recomendados para usar las líneas de vida con seguridad son:

  • Un arnés anticaídas conforme a la EN 361.
  • Casco de seguridad conforme a la norma EN 397
  • Conector conforme a la norma EN 362.
  • Eslinga de amarre con o sin absorbedor de energía, conforme a la norma EN 355 y EN 354.
  • Dispositivo retráctil anticaídas conforme a la norma EN 360 sobre equipos de protección individual contra caídas.  
 

Puntos de anclaje 

Todos los dispositivo de anclaje se han instalado comprobando el estado general del sistema, de la estructura portante y par de apriete de los distintos conjuntos de sujeción. Los sistemas anticaídas se han instalado conforme a las especificaciones técnicas del fabricante, según norma armonizada EN 795:A/2012 y la especificación CEN/TS 16415:2013.
 

Uso y mantenimiento de anticaídas

  1. Para el uso de los sistemas de seguridad anticaída, los trabajadores deberán de estar cualificados debiendo tener una categoría o título que lo acredite, así como haber recibido formación específica.
  2. Para el uso de los sistemas de seguridad anticaída, los trabajadores deberán de estar provistos de los correspondientes equipos de protección individual y hacer uso correcto de los mismos de acuerdo con las especificaciones técnicas del fabricante.
 

De conformidad con las instrucciones del fabricante y la legislación actual, debe realizarse un mantenimiento al menos cada 12 meses a partir de la fecha de la instalación. Además, ante cualquier accidente, incidencia, desperfecto, manipulación o modificación del sistema no autorizada, debe comunicarse inmediatamente a Workprotec. De tal forma que, realicemos una inspección y comprobemos la seguridad del mismo. 

Por eso, es importante que tras una solicitud por caída, se retire el sistema de seguridad y sea revisado por profesionales.

Galería

CURSOS WORKPROTEC

Más de 25 años formando a profesionales de altura

TIENDA EPI's

Condiciones especiales empresas

Sigue toda la actualidad de Workprotec

Subscribete a nuestra newsletter

Descubre las últimas novedades en seguridad en altura