Català Català Español Español
Català Català Español Español

Salud laboral: Tecnologías que ayudan a la salud en el trabajo del futuro

Reducir la siniestralidad laboral o evitar cargas pesadas son algunas de las prestaciones que ofrecen las nuevas tecnologías en las grandes obras de infraestructura.
salud laboral

Aumentar la salud laboral y reducir la siniestralidad laboral o evitar cargas pesadas son algunas de las prestaciones que ofrecen las nuevas tecnologías en las grandes obras de infraestructura. Estas herramientas van desde «software» que monitorea los materiales utilizados hasta sensores para detectar fallas en la maquinaria.

Si bien los epis tales como cascos, guantes o gafas protectoras son elementos fundamentales de la seguridad de un puesto de trabajo, no son los únicos elementos que garantizan la total seguridad de los operarios a la hora de realizar un proyecto. Controlar en tiempo real lo que ocurre a tu alrededor también es fundamental para fomentar la prevención de riesgos laborales. Por ejemplo, los trabajadores de la construcción ahora pueden concentrarse en su trabajo mientras los sensores en su ropa envían información sobre la calidad del aire a una plataforma basada en la nube. Luego, un algoritmo evalúa estos datos y detecta si hay partículas dañinas en el medio ambiente.

Esta situación, que está lejos de ser una utopía, es posible gracias al desarrollo de nuevas tecnologías que tienen como objetivo mejorar y hacer más seguro el entorno laboral. La tecnología, a través del big data, los dispositivos portátiles o el Internet de las Cosas (IoT), ayuda a reducir los riesgos comerciales que existen al realizar un trabajo.

Los sensores descritos ya existen. La consultora holandesa TNO y Accenture se han unido para desarrollar sensores e implantarlos en ropa, cascos y gafas especiales y monitores de operadores. Gracias al big data y la gestión masiva de datos, se recopilan, analizan e interpretan ingentes cantidades de información sobre su trabajo.

Cuando estos sensores detectan algo extraño, alertan a los funcionarios de salud y seguridad de la empresa. También informan a los empleados sobre los niveles de ruido y el manejo de sustancias peligrosas. En caso de peligro, el sistema envía un aviso para abandonar la zona.

Ventajas de la digitalización

Los sensores de TNO y Accenture son solo un ejemplo de cómo las empresas de la industria de la construcción y más allá están promoviendo la seguridad en el lugar de trabajo mediante el uso de nuevas tecnologías. En este caso, lo hacen monitorizando con sensores y utilizando técnicas de big data.

Solo en España, casi el 12% de las empresas de 10 o más empleados realizaron análisis de big data según el Instituto Nacional de Estadística (INE) en 2017, un 2,4% más que en 2016. Desde que el IEBS se ha convertido en una escuela de negocios, confirma que los españoles las empresas “no utilizan Big Data para automatizar sus procesos”.

Aunque el dominio absoluto de estas tecnologías es una tarea compleja, las empresas son cada vez más conscientes de su importancia en cuanto a salud laboral se refiere. El sector de infraestructura enfrenta varios desafíos para mantener una buena salud laboral: calor, polvo, ruido, mala cobertura, riesgo compartido con los empleados.

Dispositivos que incentivan la creación de entornos laborales seguros

La seguridad laboral es un aspecto crucial en toda empresa. Por lo tanto, la tecnología utilizada en los entornos de trabajo siempre debe estar centrada en el ser humano. Avances que van desde IoT hasta Realidad Virtual ya están en el mercado para mejorar la seguridad en el lugar de trabajo:

Internet of Things (IoT)

En un mundo donde cada vez más objetos como electrodomésticos o electrodomésticos a control remoto están conectados al Internet de las Cosas, las herramientas del sector de la construcción también pueden beneficiarse de estas innovaciones tecnológicas y la conexión a internet.

Los cascos, chalecos, cinturones y otras medidas de seguridad se están convirtiendo en wearables, es decir, accesorios con tecnología integrada que transmiten información a través de una red. Tal es el caso del Smart Cap, un sensor colocado dentro de la gorra que analiza las ondas cerebrales en busca de signos de fatiga. Cuando los detecta, avisa en tiempo real vía Bluetooth al trabajador para que pare su trabajo y descanse, oa los jefes para decirles que algo anda mal. El objetivo es disminuir el riesgo de accidentes al mínimo posible, aprovechando los pasos agigantados de la tecnología.

Inteligencia Artificial (IA)

Gracias a los avances tecnológicos, las máquinas ahora también pueden imitar las funciones humanas. Tal es el caso de Vinnie, una aplicación de monitoreo dotada de inteligencia artificial. Sus líderes lo han entrenado con millones de videos, fotos y otros datos que le permiten predecir situaciones de riesgo. Con él, detecta desde agua provocando un resbalón, hasta trabajadores sin guantes o grietas comprometiendo una estructura.

Doxel es otro ejemplo de inteligencia artificial que se utiliza para asegurar puestos de trabajo. Este software utiliza drones y robots con sensores y cámaras para rastrear el espacio de trabajo.

Blockchain

Esta tecnología ofrece una gran oportunidad para crear una construcción más segura. Intelliwave Technologies es una de las empresas que sobresale en este espacio al desarrollar soluciones de software de construcción basadas en IoT y blockchain. En particular, su tecnología realiza un seguimiento detallado de los equipos, documentos y materiales utilizados en los proyectos.

Realidad Virtual (VR)

Recrear escenas en el mundo digital es muy útil para el entrenamiento. La construcción es uno de los sectores que puede beneficiarse. Así funciona Bechtel Construction, que ha desarrollado un software que permite a las empresas capacitar a los trabajadores en una obra antes de que comiencen a trabajar. El programa copia el área para que los operadores se acostumbren.

Realidad Aumentada (AR)

Con esta tecnología, los usuarios pueden observar el mundo real con información gráfica sobre los objetos que ven. Así funciona el casco inteligente DAQRI, equipado con gafas inteligentes. Permite al usuario navegar por el lugar de trabajo y descubrir los riesgos para el trabajo o los trabajadores, todo en tiempo real.

Cada año se producen millones de accidentes de trabajo no mortales. Según la OIT, estos temas de seguridad y salud laboral representan el 3,94% del PIB mundial anual. Aquí la tecnología ayudará a mejorar los procedimientos y reducir esas estadísticas mortales. Por su parte, la revista de la asociación de certificación AENOR explica que la digitalización de la seguridad en el trabajo permitirá también prevenir enfermedades en los trabajadores o promover el envejecimiento activo y un estilo de vida saludable.

Para lograr estos objetivos de salud laboral, la colaboración entre empresas innovadoras y constructoras que desarrollan estas herramientas es fundamental. Aún hoy seguimos viendo a nuestro alrededor accidentes laborales en los programas de TV, periódicos y, desgraciadamente, entre familiares o amigos. Es un tema de gran importancia que puede ser aminorado gracias a la apuesta por la tecnología en este campo. Nuestro trabajo conjunto conducirá a entornos más seguros y productivos. Esto nos dará una infraestructura de alta calidad, pero también una sociedad mejor.

Comparte:
LinkedIn
Twitter
Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CURSOS WORKPROTEC

Más de 20 años formando a profesionales de altura

TIENDA EPI's

Condiciones especiales empresas

Sigue toda la actualidad de Workprotec

Subscribete a nuestra newsletter

Descubre las últimas novedades en seguridad en altura

Te pueden interesar