Català Català Español Español
Català Català Español Español

Cómo ajustarse el arnés correctamente

El arnés preserva la seguridad y la salud del trabajador, pues es el encargado de transmitir al cuerpo la fuerza generada durante la caída.
arnés

El arnés es un sistema de cintas textiles de determinada resistencia, que se coloca sobre el cuerpo del trabajador, adaptándose a su tronco y piernas, de forma que se pueda ajustar al cuerpo y pueda, en caso necesario, detener una caída de altura, sujetando de forma segura a la persona hasta el momento de su rescate.

En otros artículos anteriores, como Puntos y dispositivos de anclaje, hemos comentado que un sistema anticaída está formado por una serie de componentes, entre los que se encuentran los dispositivos de anclaje, los equipos de amarre, los conectores y por supuesto, los arneses.

Existen diversos tipos de arnés, entre los que se encuentran:

  • Arnés de asiento.
  • Arnés anticaída de uso general (probablemente el más utilizado).
  • Cinturón de retención y/o posicionamiento.
  • Arnés anticaída con asiento incorporado.
  • Arnés para rescate.

Por su uso más habitual y extendido, nos centraremos en el arnés anticaída de uso general, cuyos principales partes son:

  • Bandas o cintas textiles, normalmente de poliéster (tirantes, perneras).
  • Elementos de enganche, metálicos o de poliéster (dorsal, esternal, lateral, …).
  • Elementos de ajuste (hebillas).
  • Trabillas.

arnés

Imagen. Elementos que componen un arnés de uso general.
Fuente: Línea Prevención – Fundación Laboral de la Construcción.

 

La función del arnés durante una hipotética caída es primordial para preservar la seguridad y la salud del trabajador, pues es el encargado de transmitir al cuerpo la fuerza generada durante la caída. De ahí la trascendencia de que el arnés esté debidamente colocado y ajustado al cuerpo del trabajador.

 

Gestión previa al uso del arnés por un trabajador

El Real Decreto 773/1997, de 30 de mayo, sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas a la utilización por los trabajadores de equipos de protección individual, establece en su artículo 8 que el empresario debe, entre otras cosas, proporcionar instrucciones, preferentemente por escrito, sobre la forma correcta de utilizarlos y mantenerlos.

Además, debe estar a disposición de los trabajadores el manual de instrucciones o aquella documentación informativa que haya facilitado el fabricante. También el empresario debe garantizar la formación y organizará, en su caso, sesiones de entrenamiento para la utilización de equipos de protección individual.

Los trabajadores también están obligados a ciertas actuaciones con relación a los arneses. Entre otras a utilizarlos y cuidarlos correctamente, además de informar a su superior directo de cualquier defecto, anomalía o daño que se haya podido detectar en el equipo de protección individual utilizado.

Resulta evidente, por tanto, que existe una doble obligación. Del empresario en cuanto a garantizar que el trabajador recibe formación e información sobre el uso del arnés; y del trabajador, en cuanto a que también está obligado no solo a conocer el uso de estos equipos, sino también a utilizarlos y cuidarlos adecuadamente.

 

Forma de colocación de un arnés

En este punto, también es importante destacar que los fabricantes están obligados a facilitar un manual de instrucciones en el que se indique claramente cómo se ha de colocar y utilizar el arnés anticaída.

De forma resumida, podríamos establecer la forma de colocarse un arnés según el siguiente proceso:

  1. Sujetar el arnés por el punto de enganche dorsal, ubicado en el cruce de las cintas textiles en la espalda. Si se coge así, podemos identificar fácilmente cual es la parte de arriba, la de abajo (piernas), la parte delantera y la trasera.
  2. Colocar el arnés sobre la espalda, como si fuese una mochila o un chaleco.
  3. Unir las cintas pectorales.
  4. Cerrar las cintas de las piernas y ajustarlas de forma que no queden ni muy sueltas ni apretando al trabajador.

 

Después de colocado el arnés, y siempre antes de trabajar…

Una vez colocado el arnés se hace necesaria la comprobación de varios aspectos, que no sólo garantizarán la seguridad en caso de caída, sino que también permitirán a la persona que lo porta realizar su trabajo de manera más cómoda:

  • Verificar que el enganche dorsal queda correctamente colocado entre ambos omóplatos.
  • Comprobar que el ajuste del arnés es el correcto tanto en las piernas como en el pecho, asegurando que las cintas textiles no están giradas o dobladas.
  • Agacharse y cruzar los brazos en el pecho, para verificar que el ajuste del arnés no impida realizar movimientos que después serán necesarios durante el trabajo.

 

Fuentes

Fernando Espinosa Gutiérrez
Fernando Espinosa Gutiérrez
Arquitecto técnico y Técnico PRL

Formador en Seguridad y Salud en la Fundación Laboral de la Construcción y Colegios Profesionales de Arquitectos y Arquitectos Técnicos.
Elaboración de estudios y estudios básicos de seguridad, asesoramiento a empresas para la redacción de planes de seguridad y salud y documentos de gestión preventiva.
Coordinador de seguridad y salud en fase de ejecución.

Comparte:
LinkedIn
Twitter
Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CURSOS WORKPROTEC

Más de 20 años formando a profesionales de altura

TIENDA EPI's

Condiciones especiales empresas

Sigue toda la actualidad de Workprotec

Subscribete a nuestra newsletter

Descubre las últimas novedades en seguridad en altura

Te pueden interesar