Català Català Español Español
Català Català Español Español

Identificación y prevención de riesgos en espacios confinados

Medidas preventivas en espacios confinados para minimizar o eliminar por completo los riesgos asociados a este tipo de trabajos.
espacios confinados prevención seguridad

En otros artículos anteriores del blog de Workprotec, entre los que se encuentran Espacios confinados y limpiezas industriales de difícil acceso y Trabajos en recintos confinados, ya se aportaba información tanto de los riesgos a los que los trabajadores están expuestos cuando realizan cualquier tipo de tarea en un espacio confinado, como de las medidas organizativas, preventivas y de protección, necesarias para eliminar en algún caso y/o reducir y controlar en otros la probabilidad de que dichos riesgos se materialicen.

 

Identificación de los riesgos en espacios confinados

Las características que hacen de un espacio confinado un lugar “distinto” al resto de los puestos de trabajo habituales, son:

  • El deficiente nivel de oxígeno.
  • La presencia de contaminantes tóxicos.
  • La existencia de agentes biológicos, presentes en las aguas contaminadas.
  • La probable presencia de sustancias inflamables.
  • Mordeduras por roedores.

Estas particularidades hacen que las medidas organizativas, preventivas y de protección sean muy específicas, estrictas y adicionales a las habituales para el resto de riesgos existentes.

Además de las características y riesgos particulares de los espacios confinados, ya citados, existen otros riesgos como son, entre otros y sin considerarlos como una enumeración exhaustiva:

  • Exposición a ruido y vibraciones, que se acentúan debido al carácter cerrado de casi todos los espacios de trabajo.
  • Golpes, cortes y atrapamientos, durante la manipulación de materiales, herramientas o por contacto con superficies cortantes de la zona de tránsito o de trabajo.
  • Contactos eléctricos por defectos en las mangueras de alimentación eléctrica, falta de tomas de tierra en la maquinaria, etc.
  • Sobresfuerzos por realización continuada de trabajos en posturas forzadas.
  • Caídas al mismo nivel, por iluminación inadecuada o inexistente, o por tropezar con obstáculos, elementos constructivos, herramientas o materiales.
  • Caídas a distinto nivel al acceder o salir del espacio confinado, o a través de aberturas y huecos existentes en el interior de éste.

Sin perjuicio de que, tras la evaluación del riesgo en el lugar de trabajo, se identifiquen otros riesgos adicionales a los anteriores y siempre en función de los elementos, componentes y sistemas constructivos que lo componen, accesos, ventilación, altura de trabajo, niveles de oxígeno, ruido, vibraciones, etc.; y que el técnico de prevención pueda detectar.

Por lo tanto, cada espacio confinado tendrá una evaluación de riesgos diferente, por lo que no será viable establecer unas medidas organizativas y preventivas válidas, con carácter general, para todos los espacios confinados.

 

Medidas organizativas, preventivas y de protección

A partir de la evaluación específica de riesgos que se realice en el lugar de trabajo, se aplicarán una serie de medidas preventivas que, como antes hemos indicado, no pueden resultar válidas para todos y cada uno de los espacios confinados, pero que podríamos separar en dos grandes grupos:

 

Medidas preventivas en espacios confinados generales

Serán de aplicación en todos ellos, independientemente de la información obtenida con la elaboración de la evaluación de riesgos:

  1. Siempre que sea posible, realizar los trabajos desde el exterior.
  2. Elaborar procedimientos de trabajo, documentados por escrito.
  3. Gestionar permisos de trabajo, también por escrito, de forma que la entrada a estos espacios esté reservada a personas autorizadas.
  4. Garantizar la presencia exterior de una persona, que vigile los trabajos mientras haya trabajadores en el interior del espacio confinado. Esta persona podrá o no coincidir con la figura del recurso preventivo, que debe vigilar y comprobar la eficacia de las medidas preventivas.
  5. Evacuar de inmediato el recinto, cuando se tenga constancia de las primeras señales de alarma.
  6. En caso de que los trabajos se realicen en un centro de trabajo con otra actividad, poner en marcha de forma previa la debida coordinación de actividades empresariales.
  7. En función de los riesgos identificados, colocar la señalización asociada a esos riesgos.
  8. Organizar los tiempos de trabajo, con pausas y descansos periódicos.
  9. Llevar a cabo una vigilancia de la salud de los trabajadores que vayan a permanecer en el interior de los espacios confinados (mareos, claustrofobia, vértigos, etc.).
  10. Dar formación adecuada a los trabajadores sobre los riesgos, medidas de prevención y protección, junto con la propia del procedimiento de trabajo que se establezca.
 

Medidas preventivas en espacios confinados específicas

Serán de aplicación sólo si la evaluación de riesgos así lo indica, y su aplicación dependerá que los riesgos que a continuación se relacionan estén presentes o no en el lugar de trabajo:

  1. Frente a los riesgos propios del lugar: entibaciones, apuntalamientos, barandillas, etc.
  2. Relacionadas con los agentes químicos, sustituyendo el aire no respirable por aire limpio procedente del exterior.
  3. Frente a agentes biológicos.
  4. Vinculadas con las atmósferas explosivas, evitando su formación, sustituyendo o modificando las sustancias que las generen, implantando procedimientos de trabajo adecuados y utilizando equipos o dispositivos adecuados al trabajo en esas condiciones.
  5. Relativas a la utilización de equipos de trabajo, siempre considerando una adecuada elección del equipo, así como cumpliendo con lo establecido por los respectivos fabricantes en los manuales de instrucciones.
  6. Relacionadas con el riesgo de caída al mismo nivel.
  7. Frente al riesgo de caída a distinto nivel, por realización de trabajos temporales en altura.
 

Es evidente, por tanto, que los riesgos son numerosos durante los trabajos en el interior o exterior de un espacio confinado, por lo que se hace necesario un riguroso análisis y una detallada identificación de los riesgos, para posteriormente poner en marcha una serie de medidas organizativas, preventivas, de protección colectiva e individual, que eliminen, reduzcan o controlen los riesgos inicialmente identificados.

 

Fuentes

Fernando Espinosa Gutiérrez
Fernando Espinosa Gutiérrez
Arquitecto técnico y Técnico PRL

Formador en Seguridad y Salud en la Fundación Laboral de la Construcción y Colegios Profesionales de Arquitectos y Arquitectos Técnicos.
Elaboración de estudios y estudios básicos de seguridad, asesoramiento a empresas para la redacción de planes de seguridad y salud y documentos de gestión preventiva.
Coordinador de seguridad y salud en fase de ejecución.

Comparte:
LinkedIn
Twitter
Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CURSOS WORKPROTEC

Más de 20 años formando a profesionales de altura

TIENDA EPI's

Condiciones especiales empresas

Sigue toda la actualidad de Workprotec

Subscribete a nuestra newsletter

Descubre las últimas novedades en seguridad en altura

Te pueden interesar